2/23/2009

Mori.

Camino por una vereda simple de barrio, empieza a oscurecer y el cielo se torna de un color levemente anaranjado.
Mi paso relajado y sin preocupaciones... como un dia de domingo.
Unos pasos mas adelante Una joven mujer intenta sacar algo de un
compartimiento alojado en el piso, en la puerta de lo que creo es su casa.
Me acerque sin apuro y educadamente la ayudo, y termino su labor. Cuando al levantar la vista me encuentro con dos personajes que me observan desde un auto que lentamente se desplaza.
El Ford Falcon de color verde agua, con golpes y rayones, bastante maltratado me recuerda la epoca de la dictadura. Triste epoca.
Penetrante la mirada de tal sujeto quien con odio frena el vehiculo.
Automaticamente comprendi que debia irme los mas rapido posible. Cerre esa puerta de rejas y corro a travez del pasillo que parece no terminar hasta llegar a una especie de fabrica, o galpon.

Alguna que otra maquina. A la izquierda una pequeña oficina. un
lugar simple. Algunos operarios me ven atonitos, evidentemente no esperaban verme atravesar su habitat laboral totalmente sumergido en un miedo abrumador.