7/02/2010

Manifiesto

No es algo que decidí, por el contrario, es un descubrimiento en los avernos mas internos, y con la mayor de las satisfacciones hoy digo que finalmente entendí, a pesar de las cicatrices y el sin sabor de las miradas que cuando te ame, te amo por siempre.
Por que así fue, así es, así será.

Sin Amor no hay FUTURO.



No se trata de desesperados intentos, no se trata de romper el silencio que mantengo por respeto a mi Verbo.
Usted; vos; el; ustedes.
Han entrado en mi vida por la razón que corresponde, la cual excede mis conocimientos y de eso me alegro. Aunque seguro estoy y apuesto mi cabeza a que varios ya cuentan con su medalla por haber sido quienes fueron y haber hecho ESO.
Así es, haber HECHO ESO durante TANTO tiempo. Y sin hacer nada.

Ahí yacen en fotos, cartas, recuerdos, insultos y abrazos los rastros de tu obrar en cada quien, tan desnudos por momentos y tan ocultos que necesite hurgar el pecho y quemarme los dedos con la llama que todo lo incendia, que todo lo ilumina. Y te encontré.

Encontré el machete de la prueba que me tomaste, encontré mi boletín de calificaciones y un enorme “Ausente”… encontré un “muy bien 10!” con carita feliz y al final un condenante “Recursa por falta de MERITO”.
Y ahí yace. Entre costillas y músculos el recuerdo de vosotros en acción.

Recursa por falta de MERITOS.

Encontré tantas pequeñas cosas que me sorprendí, tantas tan pequeñas y tan importantes que me costo asimilarlas, no por ser ardua la tarea, por el contrario; todo tan simple. No es necesario que me expliquen como podemos complicar tanto el asunto, por que lo he vivido, tampoco quiero excusas, o medias verdades, y en cuanto a las mentiras; bueno ya hemos tenido demasiadas.
Será cómico o ilógico, pero esta carta con 3 remitentes no tiene destinatario, y el remitente lo tengo quemándose 3 veces en el pecho.
Gracias por la lección.
Y pensar que fueron tantos los maestros enseñando lo mismo. Evidentemente algo especial alberga tu método, tu forma de enseñar. De lo contrario ahí estaría otra vez.

Acá no hay tumbas donde dejar flores, no hay cementerios donde montar la triste imagen de un velorio gris con cielos ausentes de belleza. Acá hay ausencias por un lado, reclamos, odios y un poco mas tal vez. Desde mi postura solo puedo decir, sin animarme a aconsejar a más nadie, que me siento la imagen a escala de la barbuda sabiduría.
Ya no me siento con Soledad, por que encontré que el agujerito que ahí estaba ya no esta; no lo encuentro; no lo siento; ya no esta. No esta desde que plante bandera blanca en la guerra con Pasado.
Que torpeza la mía! Intentar derrocar al rey de reyes en su terreno vasto sin armas ni y temores abundantes.
Soñar es intentar con golpes derribar los cimientos de tu caída. Adelante! Con énfasis terrorista avanzó galopando y así como impactó se destrozan los nudillos y llueve la sangre una vez sobre la tierra seca. Y si, tierra seca.
Por que de ese lado la flora no se anima.

Y así paso el tiempo, intentando y fallando, intentando y fallando nuevamente… hasta que el fuego se animo tanto que me dejo en rodillas haciendo mares de mis ojos y manteniendo mi cabeza contra el suelo. Ardió tan fuerte que crujieron las bisagras y se asustaron las alimañas. Ardió tanto que desperté.
Desperté en medio del caos, de la batalla de seres y ataques en sincronía con palpitares arrítmicos. Desperté en el centro del tornado y a merced de vendavales. Desperté con el Don de mi Padre y domine el efecto. Desperté temblando y sudando frío, en sabanas manchadas con la más inmunda sensación de soledad. Y en cada mancha mi nombre.
Así desperté.
No supe jamás hasta ese día que panorámico puede ser el ojo del huracán.

La perfección.

Y así es como ahora porto antorcha en alto. Sin miedo ni temor, como en aquel sueño, a adentrarme en la oscuridad que me separa de tu abrazo, de tu voz, de mi.
Ya no pesan las cicatrices en la espalda, ya no sangran ni se abren en las conmemorativas fechas de tu elixir filoso abriendo la piel.
Ya no duele. Ya no lloro. No por que me haya hecho más fuerte. Al contrario.

Y ahí tenes mi alma mas desnuda que nunca. Tan vulnerable, tan fácil de dañar, tan victima de la intemperie. Y estoy feliz por eso.
Y tan bello es el hecho que siento las ganas de abrazarte y contagiarte como un virus el sentir; y que estés de este lado. Poder tomarte la mano y tras mirarte sin los ojos cantarte que todo esta bien, y estará mejor. Que no hace falta nada más que Verbo para vivir. Y que tengo toneladas de Verbo para vos, solo para vos.
Bienvenidos a mi arca de la salvación, donde la especie elegida somos. Sos vos si estas conmigo y soy yo cuando estoy.

Acercate, que no puedo saltar tus muros ni violar tus puertas. Pero puedo ser sendero si te animas a caminar conmigo.

Mi Luz será TU LUZ. Tu PAZ será mi Paz.

El mas profundo abrazo a todos, desde el centro y hacia el corazón.


Y es ahora en este preciso momento que quiero que me mires a los ojos, a lo que queda de ellos, y a la imagen que deje grabada. Quiero que imagines mi voz cerca de tus oídos y el típico gesto tortleano indicando que estoy hablando tan enserio que las palabras pierden sus articulaciones.

No entendiste no?
Es que estas leyendo, corazón. Esto no se lee, esto se vive.
Bienvenidos son todos.


Hubo tantos acá adentro que perdí la noción de quien es quien cuando en el donde no estuve.
Menos mal que me despertaste.

Esto es especialmente para vos sabes? Para vos y sobre todo para mi. No se trata de un recurso de redacción, ni hacerte trastabillar en la fugaz mirada por mis tintas. Se trata de que entiendas que todo es.


Atte.
El Amor de Tortle

3 comentarios:

elglamourdelsapo dijo...

amo tus tintaas!!!!!

Erec Tortle dijo...

Gracias hermanito:)
Llevaba 2 o 3 dias cocinandose en la corteza y posta que necesitaba sacarlo... a decir verdad no quedo con el drama que se escucho como la 1º vez en mi cabeza, y saque muchas cosas por que se me iba a la goma si no, entre la cantidad de paginas y la cantidad de temas que citaba era un bardo jajajajaja
en fin. Gracias por leer, y el resto es tuyo amigo.

Abrazo luminoso!

Boheemiiiaaaa dijo...

Gracias por la lección.
Y pensar que fueron tantos los maestros enseñando lo mismo. Evidentemente algo especial alberga tu método, tu forma de enseñar. De lo contrario ahí estaría otra vez.



Hubo tantos acá adentro que perdí la noción de quien es quien cuando en el donde no estuve.
Menos mal que me despertaste.

Me contuve de copiar y pegar todo el texto... Lo leería una y otra vez.
una y otra y otra y otra and again, and again, and again...



Sublime