9/11/2011

Bienvenidos...

Pesa en este quien tipea a destiempo la conciencia salpicada por ser complice a media voluntad de actos que repudio por Amor, la soledad que se fue y saberme que no necesito de nadie para vivir, porque YO soy el que YO Soy.
Lidiar con artimañas pasajeras en empedrados caminos que los viajeros sin equipaje abandonaron a su suerte por miedo a la inseguridad.

Ancla mi mandibula la angustia y trastabilla mi expresar; deje la verborragia transformandome en la escases de expresiones no recuerdo en que momento. Aparte los pergaminos de este templo sagrado que soporto la invasion de insurgentes armados con su y la falta de la misma. Eregi muros infinitos que derrumbe con dolor y los puños ennegrecidos, como mi tinta preferida. Muros que con tardia semblanza calleron por su propio peso. Muros que aplastaron al morir raices aun muy verdes para soportar los tifones de la dualidad humana en estratos de adolescencia disfrazada.
Muros sin ladrillos ni final, muros que rodearon la prision voluntaria desde los acordes primarios y permanecieron ahi hasta que elegi ser.

Eran tres señores con elegancia alterna, ropajes sin sentido e idiomas no verbales tan faciles de aprender que la sorpresa paso de moda.
Ellos expusieron durante años el metodo tan practico, eficaz y sin margen de error mas nefasto que he conocido. Y tan perfecto que abandonar las posiciones en esta guerra sin final fue una ardua tarea que nunca finalizo.
Albergue en mis nichos las seguridades de un trabajo hecho a medio hacer, y heme aqui pala en mano corrompiendo tumbas que jamas yacieron bajo tierra.
Y es perfecto, porque sucede, y solo puede suceder lo perfecto para quienes abrimos ambos a ojos mirando de frente la tormenta.
Aprende de tus errores y guarda cada herida como trofeo y recompensa, mas no como carga melancolica de los amargos dias que la vida impuso. Esos no existen.
Amalos como a ti mismo, si es que puedes.
Lava tus manos y relaja los nudillos mi amor, que este viaje es largo y quiero ver tus palmas elevadas en el aire.
Brindo en la soledad de una copa vacia por el porvenir que hemos creado, porque es lo que necesitamos sin saber para aprender.

Recuerda usted -dijo Sebastian, despues de casi un año en silencio- cuando le hable del incendio de las naciones que nacen para morir? Y de las raices que emergieron del fango para dejar de ser raices?
Te susurre al oido una sonata, que no supiste oir. Tus intentos por la causa son eso, intentos. Y eso es perfecto.

Tengo olor a cigarrillos rubios y quemados pensamientos.
Hace algunos dias camine por ese pasillo que abandone por mi propia seguridad. Y volvi sano y salvo, con una sonrisa donde hubo llanto.

Me estas leyendo bien? Me voy a mis senderos una vez mas, porque asi creo necesitarlo, aunque puedo equivocarme.
Lo unico seguro es que vuelvo con una sonrisa, pase lo que pase. Pero no se cuando vuelvo.

Bienvenidos una vez mas al Incinerador de Fantasias.

Una sonrisa donde no debe ir. Corre, corre que oscurece y no quiero que escuches siquiera cuando me desplome.

Esta bueno caerse de vez en cuando, si sabes como levantarte.
Son tus propias palabras, es hora de predicar con los actos.

Te Amo.

Te observe hasta donde pude, pues con un solo ojo no es tarea facil, y el drama se torno de mala calidad. Que bueno, porque el drama ya no tiene el mismo gusto que antes.

Quiero finalizar el presente hace algunas frases atras, pero me niego. Como si reeplazara ese abrazo interminable que postergaba tu partida.
Hoy sera la primera noche de muchas de esas donde albergarme en el aroma de las sabanas no es una buena idea.
Te dije Matias que no era facil, y te cagaste de risa.
Me respondiste Aprender a Amar de hard, baby! con un gesto que me hace dudar de tu cordura.

Predica mi Amor. Perdon, quise decir PREDICA AMOR.

Desde el Amor en mutaciones, quien intenta servir, los saluda en reverencia.

Erec Tortle.

No hay comentarios.: